Cada vez con mayor intensidad, la sostenibilidad ambiental cobra un papel relevante en REDALSA desde la perspectiva de la responsabilidad y como un mecanismo para gestionar con más eficiencia cierto tipo de riesgos.

REDALSA se ha comprometido con el desarrollo sostenible de la sociedad reportando cada año indicadores como por ejemplo emisiones de CO2, parámetros de vertidos o residuos generados.

La gestión de los desechos en REDALSA prioriza la reducción, reutilización y reciclaje siempre que sea posible. Cuando ninguna de estas opciones es aplicable, los desechos son enviados a un gestor de residuos, conforme a la legislación vigente.

Los desechos peligrosos, como desechos de mantenimiento impregnados con hidrocarburos, aceites usados, baterías, etc. son clasificados, manejados y dispuestos de acuerdo a la legislación ambiental. Mientras que el transporte y disposición final se realiza con empresas de servicios especializadas y autorizadas para tal fin, garantizando un impacto controlado al ambiente.

Las últimas mediciones de emisiones a la atmósfera que se han realizado, para todos los focos presentes en la Nave de Grapas, fue en enero del 2013.  La empresa que realizó las mediciones ha sido CARTIF, y los resultados han estado dentro de la normativa vigente. En 2015, se realizaron mediciones de emisión de partículas para los focos de Regeneración y Soldadura, obteniendo una cantidad de partículas siempre por debajo del límite que marca la norma (150 mg/Nm3).

La siguiente tabla muestra los valores de algunos parámetros, según el foco medido:

 

Para los vertidos, se realizó un análisis del agua de la arqueta final el 13/07/2016, con los resultados conformes a la normativa.

Las cantidades de los principales residuos generadas en los últimos años se muestran en la siguiente tabla:

adminDesempeño ambiental